frontal
Enlaces Hermandades y Legión

Blog,s

Enlaces Organos Militares

 
20 de Noviembre de 2015
 

 El 20 de noviembre de 1975 moría en Madrid El general D. Francisco Franco Bahamonde Jefe del Estado y general en jefe de los Ejércitos de España. Ese día me encontraba en Smara (Sahara español) mandando accidentalmente la 1ª Compañía de la VII Bandera de la Legión, nos habíamos replegado cumpliendo órdenes superiores de los puestos del Subsector: “Hausa, Echedeiria, Mahbes, Tifariti y Amgala”.
Recuerdo que recibí como un mazazo su fallecimiento, aquello acababa definitivamente con la leve esperanza de su recuperación y con ella, cualquier vuelco en la situación, vivíamos inmersos ya en la “Operación Golondrina”. Efectivamente siete días más tarde recibimos y ejecutamos la orden definitiva de abandonar Smara en dirección al Aaiun. El cuatro de Diciembre desembarcábamos en Puerto del Rosario en la isla canaria de Fuerteventura. Franco había muerto y el Sahara fue entregado. Son lejanos recuerdos que dejan marca en el ánimo y seguramente determinantes de los 26 años de legión que ilustran mi hoja de servicios.
Hay cosas que son discutibles y cosas que no lo son. Los hechos podrán gustar a unos o disgustar a otros, pero son hechos y no tienen vuelta de hoja. Si Millan Astray fue el ideólogo, Franco fue el cimiento y el ejecutor de la obra de La legión. Lugarteniente del fundador, organizó la IBandera haciendo una verdadera obra de gobierno para darle vida, construir el primer  y modélico acuartelamiento en Dar Riffien y convertirla en una magnifica Unidad de combate; Salvador de Melilla tras el desastre de Anual; y jefe del Tercio (hoy La legión) desde 1922 – tras la muerte del Tte Col Valenzuela - hasta el fin de la Guerra de Marruecos en 1927.

Escribió el primer Régimen Interior que tituló “prevenciones a las Banderas”. Lo redactó al tomar el mando y ha marcado la pauta  y estilo de cuantos hemos servido en ella. Ha sido el Jefe que la llevó siempre a la victoria y marcó indefectiblemente su carácter y capacidad guerrera. Héroe de la legión y jefe victorioso que ha dejado en ella una  impronta indeleble.
Quizás es la imperfección de la naturaleza humana, pero difícilmente un hombre que sobresale de entre los demás por sus méritos y capacidades, queda libre de críticas y leyendas despectivas propiciadas desde la envida y el resquemor que alimentan al sicofante. Y Franco, al igual que el Gran Capitán o Blas de Lezo, no se ha salvado de ellas. La diferencia que emponzoña más a sus detractores actuales es que a Franco lo han demonizado tras su muerte, aliándose con los que aun rumiaban su derrota, muchas personas y grupos que le debían su bienestar y existencia.
Hoy a unos días de la efemérides de su muerte, quiero recordar aquel artículo de las reales Ordenanzas que obliga al soldado: “Los Ejércitos de España son herederos y depositarios de una gloriosa tradición miliar. El homenaje a los héroes que la forjaron es un deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra”
Yo Recuerdo al Generalísimo Franco, Comandante y Teniente Coronel en la Legión, con agradecimiento y enorme respeto. Mi primer despacho de oficial lleva su firma, serví a España con lealtad a él  y como español estoy convencido de que fue el hombre excepcional que la Patria necesitó en los momentos excepcionales. Que de estos momentos, hubo unos cuantos en la época que le toco vivir. Ahí, en la historia de España están los hechos.
¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA LA LEGION!

Enrique Alonso Marcili Coronel de Infanteria (R)
   
Prevenciones a las Banderas
para leerlas haga clic en las Miniaturas
Si desea hacer algún comentario a este artículo envielo aquí: correo electrónico
         
De las prevenciones a las Banderas
Cultura Legionaria
Millan Astray y Unamuno

Artículos