frontal
CENTE
Enlaces Hermandades y Legión

 

Blog,s

 
Enlaces Organos Militares

 
El emblema de La Legion

Es sin duda el elemento más reconocible de la Legión, de diseño armonioso, acertadísimo, obra, según testimonio de Millán Astray, del que fuera su capitán ayudante Justo Pardo Ibáñez:
Es el “emblema” legionario la ballesta y el arcabuz en aspa, dividido por la pica truncada y en medio la corona real. Lo buscó en los archivos de la infantería española el primer Capitán Ayudante de La Legión, nuestro querido Justo Pardo, y fue aceptado con gran contento.
De lo que no cabe duda es de la intencionalidad en los orígenes del emblema, que buscan lo que es una permanente en el nacimiento de La Legión: vincularlos a la gloriosa tradición de la Infantería Española de los siglos XV y XVI. El nombre de Tercio, y el uso en el emblema de las tres armas que identificaban a estas unidades es una clara muestra de ello.

La descripción que del emblema hace Millán Astray, sin embargo, contiene una ligera imprecisión, pues denomina “pica” a lo que, con más exactitud, es una “alabarda”, que era el arma empleada por los sargentos en las unidades de piqueros de los Tercios de Flandes.
La primera referencia oficial al emblema la encontramos en el año 1923, DO. 263/1923, donde se crea el distintivo de La Legión “para distinguir a Generales, Jefes y Oficiales que hayan servido o sirvan en el Tercio de Extranjeros” Diario Oficial que nos remite a la colección legislativa 532 del mismo año y donde figura un dibujo del emblema. Si bien esta referencia no contiene descripción conforme a las normas y reglas de la heráldica, el dibujo es el mejor testimonio del emblema que se venía usando hasta entonces en La Legión y no podemos obviar que ello supone la mejor y más fidedigna fuente, pues las descripciones son un elemento de apoyo ante la necesidad, siempre posterior, de transcribir piezas, muebles y esmaltes de escudos y emblemas.
Hasta el año 1986 (Apéndice al BOD nº 90 de 13 de mayo) no se hace la primera descripción oficial del emblema, haciéndolo como: “Ballesta en banda y arcabuz en aspa, resaltado de alabarda” figurando también un dibujo, sin duda poco afortunado, y que constituye en la actualidad el emblema oficial de La Legión. Conviene señalar que no aparece la Corona Real, que sin embargo se viene utilizando de “hecho” desde 1975.
Precisamente éste elemento, la Corona Real, es la única alteración importante que ha tenido el emblema desde 1920. Figuraba en el original -lo describe el mismo Millan Astray en la obra ya mencionada y así aparece en el dibujo oficial de 1923-. Con la República desaparecieron todos los signos monárquicos (OC de 14 de abril de 1931. CL 149), y en algunos casos se sustituyó la Corona Real por la republicana Corona Mural. El emblema sigue sin corona durante el régimen del General Franco y vuelve a restablecerse en 1975, pero sin documento oficial que lo avale, ya que la descripción y dibujo que figura en el BOD nº 90 de 1981 ya mencionado la omite.
Sin embargo, el emblema de La Legión ha tenido dispares “interpretaciones” artísticas, desde la espartana del BOD nº 90, hasta las muy barrocas que adornan algunas publicaciones, siempre respetando el motivo original pero complicando en formas y colores las tres armas y corona que forman el emblema.