frontal
CENTE
Enlaces Hermandades y Legión

Blog,s

 
Enlaces Organos Militares

 
 
La Legión Camino del Centenario

En 1970 La legión española celebró la onomástica de sus cincuenta años de servicio.
La Legión entonces era un Cuerpo Militar dependiente del Ministerio del Ejército de Tierra, poseía su propio Reglamento y Escala, y su Orgánica la constituían bajo una Subinspección cuatro Tercios: “el 1º Gran Capitán en Melilla; el 2º Duque de Alba en Ceuta; el 3º D Juan de Austria en el Aaiun (Sáhara); y el 4º Alejandro Farnesio en Villa Cisneros (Sahara)”.
La legión único Cuerpo profesional del ET, constituía desde su fundación la vanguardia de cualquier organización para el combate, incrustándose así en las Columnas o Grandes Unidades que se organizaban a tal fin. Como siempre ocurre, La legión se adaptó en su caminar a los avances tecnológicos que condicionan siempre orgánica y procedimientos. Tal es así que en los años sesenta la Revista internacional de defensa que valoraba los ejércitos nacionales y destacaba de ellos las Unidades de elite, contemplaba los dos Tercios Saharianos con ese apelativo.
Hoy la Legión ha sufrido una importante transformación, el ejército actual se ha profesionalizado y el avance tecnológico en estos años ha sido considerable, la Legión ha quedado integrada en él ET, ya no es un Cuerpo como fue ayer, mantiene su alma o espíritu, pero su orgánica y sus procedimientos se han adaptado a los tiempos. Mantiene sus cuatro Tercios, pero dos de ellos se han integrado en una Gran Unidad con poyos de combate y logísticos propios: “La Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión” sita en Viator (Almería).
Nos encontramos en la actualidad a dos años del centenario de La Legión y ante esta circunstancia bajo el epígrafe de “Camino del Centenario” nos proponemos recordar y divulgar las circunstancias y vicisitudes que en su servicio a España ha vivido en este segundo cincuentenario.
En 1970 habían pasado 14 años desde la llegada de la Legión al Sahara, por ello, queremos con esta primera conferencia recordar esas vicisitudes que la situaron y establecieron allí con carácter permanente al cumplirse ese primer cincuentenario.

Para ver el cartel a tamaño din A4 clicar en él
   
Obituario

Tenemos el sentimiento de comunicar, que en el día de hoy ha fallecido el Coronel D. JESÚS ROMÁN BALDELLÓN.
Los actos previstos para su despedida serán los siguientes:
-Miércoles, día 17, desde las 12,00 horas, velatorio capilla ardiente en el Acto Serrallo.
-Jueves, día 18, desde las 11,00 horas responso capilla ardiente en el Acto Serrallo y tras ello se incinerará el cadáver .
-Viernes, día 19, desde las 12,00 horas misa funeral en el Salón del Príncipe de Garcia Aldave y a continuación acto de depósito de Cenizas en la Cripta.
Que el Cristo de la Buena Muerte acoja su Alma como el legionario que fue.

Carta de su antiguo Coronel

Ha fallecido en Ceuta el Coronel D. Jesus Román .Conocí al Coronel Román cuando era un joven teniente en el Segundo Tercio y mandaba la SOE de la V Bandera. Llamaba la atención, la forma como esa unidad lleva a cabo su amplio y sacrificado programa de instrucción. Sin alharacas, sin ostentación, sin quejarse ni vanagloriarse y con una naturalidad que ocultaba la realidad del esfuerzo .Esfuerzo que tenía como resultado, el alto grado de operatividad que quedaba demostrado en las duras pruebas a que eran sometidas anualmente las SOE,s del Tercio. Esa actitud de los legionarios era fiel reflejo del carácter y actitud de su Teniente, al que recuerdo siempre sonriente, callado, modesto, duro y eficaz. Conocedor profundo de cada uno de sus legionarios, con los que era a la vez exigente y comprensivo. Y por eso se ganó su cariño; porque su preocupación por ellos era verdadera y leal, y su exigencia, era consigo mismo con quien primero la practicaba. Muchos años después tuve ocasión de volver a servir juntos; el entonces Comandante Román era el jefe de la Tercera Sección de la PLM del Segundo Tercio; el Cte. Román, seguía como siempre sonriente y como siempre, callado, modesto, duro y eficaz; y además pude comprobar su lealtad .Lealtad de la buena, lealtad a la Legión, a los subordinados y al mando. Lealtad que le hacía no ocultar posibles defectos de los de abajo, ni callar ante los errores en que podían caer los de arriba, ni no reconocer los fallos que podía cometer el Tercio al que tanto amaba. Fue para mí, durante esos dos años en los que tuve la suerte de tenerlo a mis órdenes directas, el modelo de lo que debe ser un Comandante en una Plana Mayor Regimental. Lo vi imbuido de todos los Espíritus del Credo y comprobé como rendía culto al Espíritu de Compañerismo. Y llenaba de contenido el artículo VI del Decálogo del Cadete, que impone hacerse querer de sus inferiores y desear de sus superiores. Hace unos meses, la banda de guerra del Tercio Duque de Alba, formada bajo la ventana de la habitación del hospital donde se encontraba hospitalizado, le ofreció un repertorio de marchas legionarias. Emocionante homenaje producto de la sensibilidad legionaria, que pone un nudo en la garganta, que demuestra así el cariño por aquel que se entregó en cuerpo y alma a la Legión
Juan Miguel Mateo Castañeyra
Antiguo Coronel Jefe del Tercio Duque De Alba