Mi visión sábado 29 Abril 2017
foreb

Antonio-Tomás Rebollo Rabasco
Presidente-Fundador Cofradía de Peregrinos
Santiago Apóstol de Torrevieja

        En la critica positiva (como Teoría del Conocimiento: Gnoseología), seré valiente, severo y absolutamente justo para con mis amigos y adversarios. Nadie cambiará este propósito.

       Ayer sábado 29 de Abril, bajo un cielo gris, húmedo, con simples amagos de "siri-miri" pero con aparente calma,  en la "Finca el Legionario", donde se ubica la Sede de "La Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de la Vega Baja" en el término municipal de Rojales, tuvo lugar un "Día Legionario" a "Beneficio de la Fundación Tercio de Extranjeros".

      Con puntual precisión legionaria, a las doce horas y treinta minutos dio comienzo el Acto de Tradición Legionaria. El más esperado y el que mayor fervor despierta en los presentes. Previo a los mismos, nuestro Coronel Legionario D. Enrique Alonso Marcili, Presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de la Vega Baja, dio la bienvenida al nuevo Comandante de la Guardia Civil de la Comandancia de  Torrevieja y esposa, así como a todos los asistentes reunidos entorno a festejar este grandioso día.

       A continuación el Coronel Alonso dio las ordenes al Cabo Mayor Benjamin, este mandó a la Escuadra de Gastadores de la Hermandad, formación y a las dulces notas y canto del Himno de la Muerte, que cala hasta lo más profundo del ser, con paso firme, se dirigen  y  detienen ante el Monumento, de nuevo se colocan con la misma disciplina como en sus añorados años de milicia y en posición de firme legionario con mirada a un cielo, un poco enrarecido, pero que no es óbice para que con el alma viva en profundidad, contemplando en su silencio sepulcral, la maravilla más grande dentro del Misterio y el mejor regalo que Dios nos ha dado, esperan  las ordenes para rendir homenaje a los muertos.

       Se dirigen ante el Monumento a los Caídos,  y se procede por nuestro Coronel Legionario y el Comandante de la Guardia Civil de la Comandancia de Torrevieja, a  depositar  una corona de laurel, adornada con la bandera de España, nuestra querida Patria,  vigía de todos los españoles y la enseña de nuestra Hermandad y Solidaridad. 

        La corona de laurel fue custodiada por un piquete de gastadores de Antiguos Caballeros Legionarios de la Hermandad,  al  mando del mismo, el  cabo Mayor de la Legión y miembro de nuestra Hermandad.

        
Todo ello precedido por los Himnos de la Legión y el de la Muerte. Sobrecogedores, emocionantes, el bello de punta,  se erige emitiendo una plegaria seguida de una  reflexión, donde la lucha en estos tiempos difíciles, se hace cotidiana y aunque la adversidad nos ronde, no es dificultad para seguir el Camino de la Verdad y la Vida, donde la muerte no es el final, porque en el se encuentran  la Fe y la Esperanza, que a su vez nos fortalece y con la ayuda de Dios nuestro Padre, venceremos cualquier genero de la índole que fuere y es por ello que nos transforma nuestra vida y la de los demás, aunque nos la quieran arrebatar despiadados asesinos que siguen sembrado el dolor y la angustia por doquier. Recuerdo aquí, en este preciso momento,  las palabras de uno de mis jefes más queridos, Francisco de Asís, como suelo decir respetuosamente y que decía: "Que donde haya odio ponga yo amor, que donde haya desesperación, ponga yo esperanza" .

          A continuación y previo a la comida de hermandad, tuvimos unos minutos de entrañable convivencia, solidaridad y "publics relations", entre todos, saludamos a los amigos de Murcia, Madrid y otros lares, entre otros, asiduos a estos encuentros tan nuestros y abiertos a todos las personas de buena voluntad.

           Se procedió a las 14 horas, a la comida de hermandad, un arroz y pollo muy suculento y bien hecho, con el autentico sabor a campo, proporcionado por los sarmientos de la vid, esas llamas que son las que le dan el autentico sabor. Todo ello regado con vino o cerveza a elegir por los comensales, previamente se sirvió unos entremeses y ensalada y un postre. Como colofón, el  tradicional e imprescindible en  toda celebración legionaria, el respetuoso brindis legionario, brazo en alto y con una copa en la mano derecha sosteniendo el precioso liquido que no es otro que  la famosa "Leche de Pantera", siempre sabe bien, pero a poco, por aquello de que hay que ser prudente y comedido.

           Y como la alegría,  el buen hacer y humor son sinónimos de un pueblo que ama, ríe, es fiel y respetuoso con sus tradiciones, mantenerlas es un deber y tenemos la obligación entre todos de salvar y luchar por mantenerlas vivas  contra todos aquellos que quieren desterrar y hacer desaparecer nuestras raíces, nuestra idiosincrasia, salvar nuestra identidad, nuestras tradiciones y costumbres ancestrales es un deber de todo español bien nacido, amante se su tierra, de su Patria, de nuestra España.

           Con la inestimable organización y colaboración de la Asociación Cultural Andaluza de Torrevieja, dirigida maravillosamente por el "Alma Mater et Magister", la singular e inigualable Viki, su Presidenta,  a la que agradecemos muy sinceramente y a todos sus componentes, la puesta en escena de su taller de baile y canto que deleitó a todos los asistentes a este patriótico día de convivencia y hermandad, con la interpretación de sevillanas, colombianas, habaneras dedicadas a Torrevieja y Alicante y entre todo el variado repertorio, el canto añorado,  la prestigiosa, evocadora y solemne Salve Rociera a Nuestra Madre, Señora del Rocío y de las Marismas, hicieron las delicias de los alli reunidos.  

            Agradecemos  también muy sinceramente a nuestro buen amigo Salva a la guitarra y a su mujer Trina, interpretando  deliciosas melodías de todos los tiempos, que hicieron también, entre otros, evocar tiempos pretéritos. y en directo. Muchas gracias por  vuestra extraordinaria colaboración.

           También, dicen que:" De bien nacido, es ser agradecido",  nuestro profundo agradecimiento por su inestimable ayuda y colaboración a la firma Torrevejense Tabisam, S.L. en la persona de su Presidente D. José Martínez Miralles.

            La motivación para la celebración de este maravilloso día de convivencia y hermandad, ha sido el recaudar fondos dedicados a: "Beneficio de la Fundación del Tercio de Extranjeros", para con ello, ayudar a quienes más nos necesitan, entre otras, ideas que no cesan en  la mente del Presidente de nuestra Hermandad.

        Es por ello, que debo destacar, como no, las acertadas, una vez más,  iniciativas de nuestro Coronel D. Enrique Alonso Marcili, Presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de la Vega Baja y miembros de su Junta Directiva,  Comandante D. Javier Andrés y del Brigada D. Jesús Tapia, Secretario, verdaderos artífices de la buena marcha que emprendió  esta nueva Entidad que, con tan solo, cuenta con dos años de existencia y desde su constitución es una inmensa carrera de proyectos e  iniciativas, aciertos y realidades, de las que nos sentimos todos los integrantes sumamente orgullosos.

         Llego la "Noche del Pescaito", famoso y tradicional en la Feria de Sevillanas de nuestro pueblo hermano, la gran Sevilla, Torrevieja ha sido fiel durante treinta año a este evento emulando un poco a la ciudad del arte por antonomasia, e igual con todos y cada uno de los pueblos que componen una tierra amante de sus tradiciones y costumbres y orgullo español,  conocidas y reconocidas a nivel mundial,  sus famosas corridas de toros, ferias del caballo, procesiones de Semana Santa, sus congresos, el cante, tierra de grandes compositores, pintores, orfebres y un extenso etcétera, que hacen que un pueblo brille con luz propia y que los advenedizos, desintegradores de la paz y el sosiego nos quieren arrebatar.

         El baile de sevillanas, marcándose de la primera a la cuarta, el deleite del saber bien hecho, al compas de la música universal, bailada, oída y escuchada en toda la urbe denota que, un pueblo que canta y baila es un pueblo feliz, a pesar de las coyunturas o ciclos que aunque nos parecen eternos, haremos mención al dicho de que: "No hay mal que cien años dure". Nuestro lema siempre debe ser: "Siempre alegres para hacer felices a los demás, sobre todo a aquellos que más nos necesitan

         En la pelea/lucha se conoce al soldado, en la victoria se conoce al caballero.
         
         Esta es MI VISION, la  visión de un "Día Especial". Muchas gracias a todos por hacernos un poco más felices,